marzo 2016

¿ Qué tipos de olas son mejores para surfear?

Categories: Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¡La Semana Santa ya está aquí! Para muchos ya son vacaciones y es hora de coger las maletas o el coche y recorrernos unos cuantos kilómetros en busca de desconexión… para nosotros esa desconexión está en ponernos la tabla debajo del brazo y adentrarnos en el mar a practicar ¡esta época es fantástica! El tiempo nos acompaña, y las olas todavía alcanzan buen tamaño.

 

8855775043_ae2c05715f_z

 

 

Hablando de olas, el post de hoy va dedicado a conocer los tipos más comunes y las que consideramos mejores y peores para practicar surf. Pero antes, conozcamos su morfología.

 

Imagen / Vao2

Imagen / Vao2

 

Las partes principales de una ola (que todo buen  surfero debe conocer) son:

La cresta -> La cima, la parte más alta donde se empieza a inclinar el agua para caer

El pico -> Zona donde las olas comienzan a romper

La pared -> Lo que nos interesa a la hora de surfear, por aquí es por donde deslizaremos la tabla.

El tubo -> Cuando la ola cae hacia delante se forma una especie de túnel.

La base -> Parte más baja de la ola, cuando ya ha terminado su ciclo.

La Espuma -> Se crea cuando la ola choca contra el mar al caer.

 

6045641987_a5d1ce5be5_z

 

 

En cuanto a tipos de olas, algunas de las más comunes son:

Orilleras:  se consideran bastante peligrosas porque rompen muy cerca de la orilla (y puedes golpearte con el fondo)

Mar de fondo: aquellas que se originan en el océano con mucha fuerza y cuando llegan a la costa no necesitan de viento para seguir avanzando. Suelen ser de tamaño considerable y muy buenas para surfear.

Tuberas: olas huecas que rompen de forma tan cerrada que por el centro se forma un tubo o túnel en el cual se puede experimentar la sensación de surfear por dentro de la ola. (de las mejores)

Olas de viento: se originan cerca de la costa a causa del viento y suelen venir muchas en intervalos muy cortos de tiempo. Son más incómodas para deslizarte sobre ellas.

– Olas de barra: también son peligrosas porque se cierran de manera rápida y brusca y pueden tirar fácilmente al surfero.

 

11499884225_d10c36f1ce_z

 

Así que ya sabéis, lanzaros sin miedo al mar porque estas vacaciones hay licencia para probar todos estos tipos de olas. Y como decía el gran Duke Kahanamoku, padre del surf moderno:

“No te preocupes, hay millones de olas ahí afuera. Tómate tu tiempo y tu ola llegará”.